El principio de transparencia y el deber de información en el RGPD

Con esta nota sobre el principio de transparencia y el derecho de información iniciamos este blog, que tiene por objetivo compartir y debatir sobre las nuevas (y viejas) obligaciones y derechos que introduce el RGPD. A partir de cada una de estas breves notas buscamos generar un entorno a partir del cual explorar las novedades del RGPD no sólo desde una perspectiva teórica sino también práctica.

Todas las opiniones y comentarios serán bienvenidos.

El principio de transparencia y el deber de información en el RGPD

¿Qué es el principio de transparencia?

El principio de transparencia no es nuevo en el ámbito de la protección de datos, sino que es un principio directamente ligado a los tradicionales principios de información, licitud y lealtad. El Grupo de Trabajo del Artículo 29[1], define al mencionado principio como: el requerimiento de que cualquier información y comunicación relacionadas con el procesamiento de datos personales sea de fácil acceso y de fácil entender, usando un lenguaje claro y sencillo. Refiriéndose, en particular, a la información sobre el responsable del tratamiento, los fines del tratamiento y la información necesaria para garantizar un trato justo hacia los interesados en los datos personales.

El RGPD introduce el principio de transparencia de forma expresa en el listado de principios de su art. 5 y, posteriormente, lo desarrolla en su art. 12. En este sentido, la transparencia es necesaria durante todo el ciclo de vida de los datos y durante todo el tratamiento de los mismos, desde la etapa de recopilación hasta la fase final, en donde los datos son eliminados. Es decir, el responsable del tratamiento tiene que comunicar al interesado sobre los cambios en los tratamientos de datos que realiza, las condiciones del tratamiento, o la existencia de alguna comunicación de datos, para garantizar que el interesado tenga pleno conocimiento del uso que se le brinda a los datos recopilados.

La transparencia está vinculada al principio de la accountability, por tanto, el responsable de tratamiento debe buscar el mecanismo idóneo para lograr que las personas sean informadas de forma efectiva de cómo van a ser tratados sus datos.

¿Cuáles son los requisitos de transparencia?

Como recuerda el Grupo de Trabajo del Artículo 29, el concepto de transparencia parte de una concepción user-centric más que de una legalista. Por tanto, toda actuación enmarcada en el cumplimiento de este principio debe pensarse desde la perspectiva de la “audiencia” a la que se dirige.

Los requisitos de transparencia que debe tener en cuenta el responsable del tratamiento se describen en el artículo 12 del RGPD. Se exige que la información cumpla con las siguientes reglas:

  • Debe ser concisa, transparente, inteligible y de fácil acceso.
  • Debe usarse un lenguaje claro y sencillo. Este requisito tiene una mayor importancia cuando la información deba ser proporcionada a niños.
  • La información será facilitada por escrito o por otros medios, inclusive, si procede, por medios electrónicos.
  • Cuando lo solicite el interesado, la información podrá ser facilitada verbalmente siempre que se demuestre la identidad del interesado por otros medios.

El Grupo de Trabajo del Artículo 29 entiende por “fácil acceso” que el acceso a la información por parte del interesado no debe implicar ninguna búsqueda o esfuerzo por parte de este. Debe ser evidente para los interesados donde pueden acceder a la información. Además, se recomienda que los párrafos y oraciones estén bien estructurados. Las oraciones deben estar formuladas en activo y no en pasivo y el exceso de sustantivos debe evitarse. La información proporcionada al interesado no debe contener un lenguaje o terminología excesivamente técnica o especializada.

La información se debe proporcionar sin que el interesado deba realizar aportación económica alguna. Cuando las solicitudes de los interesados sean manifiestamente infundadas o excesivas, especialmente debido a su carácter repetitivo, el responsable del tratamiento podrá cobrar un canon razonable en función de los costes administrativos afrontados para facilitar la información o la comunicación o realizar la actuación solicitada, o negarse a actuar respecto de la solicitud. El responsable del tratamiento es quien debe demostrar el carácter manifiestamente infundado o excesivo de la solicitud.

¿Cómo debe cumplirse con el principio de transparencia?

El principio de transparencia requiere que cualquier información y comunicación relacionada con el tratamiento de los datos personales sea fácilmente accesible (en un lugar visible y directamente accesible) y fácil de entender, que se use un lenguaje claro y sencillo, sin ambigüedades. El Grupo de Trabajo del Artículo 29 señala que el responsable debe analizar cuál es su “audiencia” para adaptar el mensaje. Las personas deben poder conocer, por adelantado, el alcance y las consecuencias del tratamiento de sus datos.

En este sentido, cuando la información vaya dirigida a niños debe hacerse de forma que se comprenda que va dirigida a ellos: el vocabulario, estilo y tono deben ser los adecuados atendiendo a la edad de los menores.

El RGPD no prevé una forma específica de cómo prestar la información solicitada, pero el Grupo de Trabajo del Artículo 29, señala la importancia de que la notificación que contiene la información proporcionada cuente con un aviso de protección de datos o declaración de privacidad, y un resumen de las finalidades del tratamiento. Asimismo, es necesario que el responsable del tratamiento tenga en cuenta la modalidad y el formato apropiado para suministrar la información.

La obligación de ser transparentes durante todo el tratamiento puede conseguirse, por ejemplo, con un claro aviso de protección de datos accesible en la página web con la información relativa a los tratamientos de datos realizados para que en cualquier momento pueda ser consultada y con los mecanismos para ejercer los derechos, así como cualquier otra información útil al respecto.

Una de las manifestaciones del principio de transparencia que probablemente tendrán mayor impacto en un futuro cercano, habida cuenta de los avances que estamos experimentando en materia de inteligencia artificial, es el de la necesidad de hacer transparentes las decisiones basadas en tratamientos automatizados que pueden tener un efecto jurídico sobre los ciudadanos o vaya a afectarles significativamente.

Se encuentran reguladas en el artículo 22 del RGPD, estableciéndose como principio el derecho de la persona a no ser objeto de este tipo de decisiones, salvo cuando se cuente, por ejemplo, con el consentimiento explícito. En cualquiera de los supuestos,  las excepciones reguladas exigen el establecimiento de medidas adecuadas para salvaguardar los derechos y libertades y los intereses legítimos del interesado. En este punto, la transparencia cobra especial importancia, ya no sólo en cuanto a dar a conocer la existencia de este tipo de tratamiento, sino por la necesidad de que las personas entiendan la importancia y las consecuencias que ese tratamiento va a tener para ellas. Así, se exige al responsable del tratamiento que informe de estas circunstancias, junto con la lógica aplicada, en el momento de la recogida de los datos, o con posterioridad si los datos no se recogen directamente del interesado.

¿Qué es el deber de información?

Los principios de tratamiento leal y transparente exigen que se informe al interesado de la existencia de operaciones de tratamiento y sus fines. El responsable del tratamiento debe facilitar al interesado cuanta información sea necesaria para garantizar un tratamiento leal y transparente, habida cuenta de las circunstancias y del contexto específicos en que se traten los datos personales.

El RGPD establece que se debe facilitar a los interesados la información sobre el tratamiento de sus datos personales en el momento en que se obtengan de ellos o, si se obtienen de otra fuente como máximo en el plazo de un mes, Esta información dirigida al público o al interesado podrá facilitarse también  en forma electrónica.

Además, si los datos personales pueden ser comunicados legítimamente a otro destinatario, se debe informar al interesado en el momento en que se comunican al destinatario por primera vez. El responsable del tratamiento que proyecte tratar los datos para un fin que no sea aquel para el que se recogieron debe proporcionar al interesado, antes de dicho tratamiento ulterior, información sobre ese otro fin y otra información necesaria.

En los arts. 13 y 14 del RGPD se contempla la información que debe facilitarse en la recogida de los datos, tanto si se recogen directamente del interesado como si se recogen por otros medios, de modo que el interesado sea capaz de determinar de antemano cuál es el alcance y las consecuencias que implica el tratamiento de datos.

El Grupo de Trabajo del Artículo 29 indica que las categorías de información que deben proporcionarse al interesado de los datos que son materia de tratamiento ya se encuentran enumeradas y resumidas dentro de la norma. Sin embargo, los responsables del tratamiento no solo deben proporcionar la información prescrita en los artículos 13 y 14, sino que también se debe explicar cuáles serán las consecuencias más importantes del tratamiento.

¿Qué debe hacer el responsable del tratamiento si el interesado solicita información sobre el tratamiento de sus datos?

El responsable del tratamiento deberá facilitar al interesado información relativa a sus actuaciones sobre la base de una solicitud y, en cualquier caso, en el plazo de un mes a partir de la recepción de la solicitud. Dicho plazo podrá prorrogarse otros dos meses en caso necesario, teniendo en cuenta la complejidad y el número de solicitudes. El responsable informará al interesado de cualquiera de dichas prórrogas en el plazo de un mes a partir de la recepción de la solicitud, indicando los motivos de la dilación. Cuando el interesado presente la solicitud por medios electrónicos, la información se facilitará por medios electrónicos cuando sea posible, a menos que el interesado solicite que se facilite de otro modo.

El responsable del tratamiento deberá de informar sin dilación al interesado en caso de no poder atender su solicitud, y a más tardar transcurrido un mes de la recepción de la solicitud, de las razones de su no actuación y de la posibilidad de presentar una reclamación ante una autoridad de control y de ejercitar acciones judiciales.

Cuando el responsable del tratamiento tenga dudas razonables en relación con la identidad del interesado que presenta una solicitud de ejercicio de derechos de habeas data, podrá solicitar que se facilite información adicional necesaria para confirmar la identidad del mismo.

El responsable del tratamiento podrá facilitar la información a través de una combinación con iconos normalizados que permitan proporcionar de forma fácilmente visible, inteligible y claramente legible una adecuada visión de conjunto del tratamiento previsto.

¿Cuáles son los puntos principales sobre los que se debe informar?

Cuando se obtengan los datos personales directamente del propio interesado, el responsable del tratamiento, en el momento en que los obtenga, debe informar de :

  • la identidad y los datos de contacto del responsable y, en su caso, del representante.
  • los datos de contacto del delegado de protección de datos.
  • los fines del tratamiento a que se destinan los datos personales.
  • la base jurídica del tratamiento. Y, en su caso, sobre el interés legítimo.
  • las categorías de datos personales de que se trate.
  • los destinatarios o las categorías de destinatarios.
  • el plazo de conservación de los datos personales o los criterios utilizados para determinarlo cuando no es posible informar del mismo.
  • la existencia del derecho a solicitar el acceso, rectificación o supresión, la limitación del tratamiento, a oponerse y el derecho a la portabilidad.
  • Si el tratamiento se basa en el consentimiento, de la existencia del derecho a retirarlo en cualquier momento.
  • El derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • En caso de comunicaciones, de la base legal o contractual que tienen. Se informa de las cesiones basadas en un requisito necesario para suscribir un contrato.
  • En su caso, sde la existencia de decisiones automatizas, elaboración de perfiles, sobre la lógica aplicada, la importancia y consecuencias previstas del tratamiento.
  • Antes de realizar tratamientos de datos personales para una finalidad distinta de la que fueron recogidos, se informa al interesado sobre esa otra finalidad y cualquier otra cuestión pertinente.

Cuando los datos personales no hayan sido obtenidos del propio interesado, el responsable del tratamiento, de manera adicional a todos los puntos anteriores, también deberá informar de la fuente de la que proceden los datos personales o si proceden de fuentes de acceso público. Esta información deberá ser facilitada:

  • Dentro de un plazo razonable, una vez obtenidos los datos personales, y a más tardar dentro de un mes, habida cuenta de las circunstancias específicas en las que se traten dichos datos.
  • Si los datos personales han de utilizarse para comunicación con el interesado, a más tardar en el momento de la primera comunicación a dicho interesado.
  • Si está previsto comunicarlos a otro destinatario, a más tardar en el momento en que los datos personales sean comunicados por primera vez.

¿Cómo se debe informar?

La forma en la que se provee la información es de vital importancia. La comunicación de la misma debe incluirse en un aviso de protección de datos o declaración de privacidad.

El Grupo de Trabajo del Artículo 29 precisa que es indispensable que el método empleado para proporcionar la información sea apropiado para la circunstancia en particular; por ejemplo, brindando la información de forma escrita en una página web o mediante un vídeo, así como también a través de un código QR.

Tanto el Grupo de Trabajo del Artículo 29 como las diferentes autoridades de control[2] recomiendan el uso de declaraciones o avisos de privacidad por capas, que permiten a los interesados consultar los aspectos de los textos legales de mayor interés para ellos con un enfoque multinivel; el cual ayuda al responsable del tratamiento a diseñar los procedimientos y formularios.

El Proyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos recoge esta posibilidad para el caso de que los datos sean obtenidos del afectado a través de redes de comunicaciones electrónicas o en el marco de la prestación de un servicio de la sociedad de la información, y supuestos expresamente establecidos por la ley o autorizados por la Agencia Española de Protección de Datos.

Señala, en su art. 11, que se facilitará al afectado una información básica y se le indicará una dirección electrónica u otro medio que permita acceder de forma sencilla e inmediata a la restante información. La información básica deberá referirse a:

  1. a) La identidad del responsable del tratamiento y de su representante.
  2. b) La finalidad del tratamiento.
  3. c) El modo en que el afectado podrá ejercitar sus derechos

Las declaraciones o avisos de privacidad por capas se apoyan en dos pilares fundamentales:

  • El primer nivel consiste en la información básica para el interesado, que debe estar de forma resumida, y se debe ofrecer en el mismo momento en que se recopila la información y por el mismo medio por el cual se recojan los datos.
  • En el segundo nivel debe encontrarse la información de forma detallada, en un medio más adecuado para su presentación y compresión por el interesado.

La forma de presentar la información adicional depende del medio empleado para hacer llegar la información solicitada por el interesado. El lenguaje para presentar la información debe ser claro, conciso y sencillo, aplicando una exposición estructurada en los epígrafes de la tabla de información básica, evitando jerga jurídica que tal vez no pueda ser correctamente comprendida por el interesado y empleando, en la medida de lo posible, un formato de preguntas y respuestas.

La extensión de la información contenida en este nivel dependerá de la complejidad de cada circunstancia en particular. Pudiendo incluir información que no necesariamente haya sido contemplada en el RGPD con el fin de contribuir a mejorar la protección de los datos personales y generar confianza con el interesado.

¿Cuándo no es necesario informar al interesado?

Cuando se obtengan los datos personales directamente del propio interesado, el RGPD indica que no será necesario informar al interesado cuando ya dispone de la información.

Cuando los datos personales no hayan sido obtenidos del propio interesado, el RGPD indica que no será necesario informar al interesado:

  • Cuando ya dispone de la información.
  • Cuando la comunicación de dicha información resulta imposible o suponga un esfuerzo desproporcionado, en particular para el tratamiento con fines de archivo en interés público, fines de investigación científica o histórica o fines estadísticos.
  • Cuando puede imposibilitar u obstaculizar gravemente el logro de los objetivos del tratamiento, pero se adoptan medidas para proteger los derechos, libertades e intereses legítimos del interesado.
  • Cuando la obtención o la comunicación está expresamente establecida por normas de derecho aplicables.
  • Cuando los datos personales tienen carácter confidencial sobre la base de una obligación de secreto profesional regulada por normas de Derecho.

¿Cómo puede una organización saber si cumple con el principio de transparencia y el deber de información?

El Considerando 74 del RGPD establece que el responsable está obligado a aplicar medidas oportunas y eficaces y ha de poder demostrar la conformidad de las actividades de tratamiento. Por ello, es muy importante asegurar una correcta identificación de las amenazas a los que está expuesta una actividad de tratamiento y los posibles riesgos asociados al cumplimiento de los requisitos regulatorios relacionados con los derechos y libertades de los interesados.

De este modo, la Agencia Española de Protección de Datos[3] ha elaborado un listado de cumplimiento normativo que incluye un punto específico para la valorar el grado de cumplimiento de la obligación de transparencia y del derecho de información que nos permite tener una primera aproximación.

 

Abel Loeches Márquez

AKELA

 

 

[1] Directrices sobre transparencia publicadas por el WP 29 el 29 de noviembre de 2017: (http://ec.europa.eu/newsroom/article29/item-detail.cfm?item_id=622227)

[2] A titulo de ejemplo: https://www.agpd.es/portalwebAGPD/temas/reglamento/common/pdf/modeloclausulainformativa.pdf

[3] https://www.agpd.es/portalwebAGPD/canaldocumentacion/publicaciones/common/Guias/2018/LISTADO_DE_CUMPLIMIENTO_DEL_RGPD.pdf

Leave a Comment